Travesias en kayak. kayak san martin de los andes, kayak en la patagonia, Travesia, excursiones en San Martin de los Andes. Paralelo 40 Expediciones
RESCATE & AUTORESCATE
ARTICULOS
Rescate & autorescate

Rescate y Auto-rescate

Cuando nos volcamos con el kayak, hay varias formas en las que podemos proceder.

Eskimo Roll

Los kayakistas más experimentados, hacen el Eskimo Roll, una maniobra que nos permite voltear el kayak nuevamente, sin salirnos del mismo en ningún momento, evitando así un mayor contacto con el agua.
Hay numerosas variantes del roll (c to c, back deck roll, sweep roll, hand roll, etc.).

En aguas blancas, o barrenando olas en el mar, hay situaciones que requieren de una cierta técnica de roll, pero en aguas quietas, en kayak de travesía que es lo que nos importa, con tener una de esas técnicas bien incorporada para que salga en cualquier condición, es suficiente.

El dominio del roll, más la indumentaria apropiada (chaqueta semi-seca, remera de neoprene, etc.) pueden hacer que un vuelco no sea un problema. Y generalmente, el dominio del roll, nos da la habilidad para evitar el vuelco.

Si no tenemos dominado el roll, luego del vuelco deberemos salirnos del kayak, y dependiendo de nuestro dominio de las diferentes técnicas de rescate y auto-rescate, y de la situación en general, procederemos de diferentes maneras:

Nadar hasta la orilla
Si no tenemos practicado el auto-rescate y tenemos una costa cerca en la cual podemos vaciar el kayak y volver a subirnos, para luego seguir remando, lo que debemos hacer es lo siguiente:
Una vez que nos salimos del kayak debemos darlo vuelta. Esto se hace empujando fuertemente hacia arriba desde el cockpit. Lo que buscamos es que el kayak gire rápidamente evitando que le entre mucha agua.
No hay que perder la pala. Lo mejor es no saltarla en el momento del vuelco, pero si esto sucede, hay que tratar de recuperarla antes de que se aleje, y meterla dentro del cockpit del kayak o engancharla en los elásticos de cubierta.
Luego, vamos hasta proa o popa (proa si es un kayak con timón), y nos abrazamos del mismo desde abajo, utilizándolo de flotador, nadando de espaldas a la costa deseada.

Auto-rescate
Si no hay costas a la vista, o estas no son aptas para embarcar o desembarcar (pueden ser paredes de roca, o con demasiada vegetación), o el agua esta muy fría (hay que salir del agua lo más rápido posible para no entrar en estado de hipotermia), hay que subir nuevamente al kayak desde el agua.
Lo primero que se hace es dar vuelta el kayak rápidamente, igual que en el caso anterior, se intenta que no le entre mucha agua.
Luego desde atrás del cockpit, se sube al kayak, acostándose en cubierta, con brazos y piernas una a cada lado del mismo.
Siempre tratando de mantener el centro de gravedad bajo, dándole mayor estabilidad al kayak, hay que ir desplazándose hacia delante hasta llegar al cockpit. Una vez en posición, hay que sentarse, y dejarse caer dentro, para luego, con cuidado y simultáneamente, meter ambas piernas dentro del mismo.
Todo esto hay que hacerlo sin perder la pala, que puede haber sido enganchada previamente en los elásticos de cubierta, o puede estar siempre en la mano del kayakista.
Recomiendo que antes de subirse al kayak, se enganche la pollerita en el salvavidas, o se la muerda, para evitar que se enganche cuando nos vamos desplazando hacia delante, cosa muy común si subimos bien desde popa (kayaks sin timón).
Una vez dentro del kayak, se recomienda vaciarlo, con una bomba de achique, o esponja, o lo que se tenga a mano.

El kayak lleno de agua se vuelve más inestable, ya que al inclinarnos hacia algún lado, el agua que esta dentro del mismo se desplaza hacia ese mismo lado, provocando una inclinación mayor, y posiblemente otro vuelco.

Vaciado del kayak
Las técnicas de vaciado son muy prácticas para la navegación en aguas quietas, ya que el llegar a nado hasta la orilla puede resultarnos imposible en algunas ocasiones, y un kayak lleno de agua se torna mucho más inestable. Esto se debe a que cuando el kayak se escora, el agua que se encuentra dentro del kayak se desplaza hacia un lado del kayak, provocando un desequilibrio y un probable vuelco.
La forma más cómoda de vaciar un kayak uno mismo es con ayuda de una bomba de achique. Otro método más casero y lento pero también práctico es llevar un jarro. En todo caso siempre viene bien llevar una esponja para achicar hasta la última gota.
Si tenemos un compañero cerca, en caso de encontrarnos a nado, él puede vaciar nuestro kayak.
Debe ubicarse perpendicular a nuestro kayak, y levantar la proa de nuestro kayak al mismo tiempo que lo da vuelta, de modo tal que el agua salga por el cockpit. Si es necesario se repite esta operación algunas veces.

Rescate en T
El rescate en T es prácticamente un auto-rescate asistido.
Una vez que se produce el vuelco, el kayakista vuelve a girar el kayak, y se queda tomado del mismo (desde popa) esperando a que llegue el compañero.
Cuando llega el compañero, este debe ubicarse de forma perpendicular al kayak del accidentado y tomarlo desde la proa.
Antes de realizar la reentrada al kayak, se puede vaciar el mismo.
Para esto el que hace el rescate primeo hunde suavemente la proa en el agua (provocando que el agua valla hacia delante), para luego rápidamente levantarla bien alto y voltear el kayak, provocando que toda el agua salga por el cockpit. El que esta en el agua, ayuda a hundir la popa en el agua. Si es necesario se repite esta operación.
Una vez que el kayak esta vacío, se sube como en el auto-rescate mientras el compañero le sujeta fuertemente la proa, facilitando mucho esta maniobra.
En esta maniobra, las palas de ambos kayakistas pueden ubicarse entre los dos kayaks, o se los puede enganchar en los elásticos de cubierta del que realiza el rescate.

 

Otros rescates

Hay muchos otros rescates para situaciones más complicadas, ya que implican más kayakistas, o condiciones más hostiles.

El roll, lo inventaron los eskimales por la necesidad que tenían de no salirse del kayak, ya que eso significaba una muerte segura debido a la baja temperatura del agua. Por eso se lo denomina Eskimo roll, o Eskimotaje.

 

paralelo40expediciones@gmail.com